Jardines verticales artificialesJardines verticales artificiales, una alternativa de fácil mantenimiento

enero 9, 2019by Ingrass

Los habrás visto en hoteles y restaurantes; los jardines verticales artificiales son una tendencia en el diseño de interiores, arquitectura y paisajismo. Su instalación en muros y fachadas de edificios, terrazas y balcones o paredes interiores hace mas llamativas estas, incrementando su valor estético.

Si incrementan el valor estético de un espacio ¿por qué no son tan frecuentes en nuestros hogares? La razón no es otra que el coste económico derivado de su instalación y mantenimiento. Inconvenientes que desaparecen si apostamos por jardines verticales artificiales.

 

¿Qué es un jardín vertical?

Un jardín vertical es una instalación vertical cubierta de plantas que son cultivadas en la propia estructura, que imita la apariencia de un jardín pero en vertical. Muros vegetales que pueden ser utilizados en distintas construcciones tanto interiores como exteriores y surgen como un nuevo concepto que integra la vegetación y la arquitectura de una forma natural.

 

¿Naturales o artificiales?

Existen una serie de beneficios asociados a la instalación de jardines verticales en nuestros hogares como son la producción de oxígeno, la reducción de la contaminación acústica o la reducción de la temperatura interior en verano y el mantenimiento de la misma en invierno.

Existen muchos motivos para apostar por un jardín, sin embargo, su instalación plantea también algunos problemas como son: el elevado coste de instalación, el consumo del agua y el mantenimiento. La única forma de evitar estos inconvenientes sin renunciar al aspecto estético de los mismos es escogiendo jardines verticales artificiales.

Los jardines verticales artificiales no producen oxígeno ni renuevan el aire que respiramos, pero nos proporcionan ciertas ventajas que no podemos exigir a los jardines verticales naturales. ¿Quieres saber cuáles son las ventajas mas importantes de los Jardines Verticales Artificiales?

  • El tiempo y costes de instalación se reducen respecto a un jardín vertical natural.
  • No requiere ningún tipo de mantenimiento.
  • No consumen agua. No requieren de riego ni fertilización.
  • No atraen insectos.
  • No es necesaria la reposición de plantas y flores. Cuando las plantas son de calidad, son resistentes tanto al interior como a la intemperie, por lo que no tenemos que preocuparnos de las posibles marras (plantas muertas), ya sea por plagas, condiciones meteorológicas adversas, falta o exceso de riego u otros factores.
  • El muro vegetal permanece verde todo el año, y proporciona una apariencia natural, pase lo que pase.
  • El resultado final es altamente similar a uno natural.
  • Se comporta como un aislante acústico.
  • No hay gastos sorpresa.
  • Las plantas no crecen ni cambian, por lo que mantiene la misma apariencia

 

Jardines verticales artificiales

Si quieres vestir de forma original una pared, pero no quieres preocuparte de su mantenimiento, los jardines verticales artificiales son la solución que buscas. En ellos se combinan, como en los naturales, diferentes flores y plantas con el fin de adaptarse a las necesidades de diseño del cliente.

 

¿Dónde ubicarlos?

Ten en cuenta que un jardín vertical artificial no es plano y por tanto podría molestar en la actividad normal de la vivienda si se coloca en un lugar de paso demasiado estrecho. Escoger el lugar adecuado dónde no solo no moleste sino que pueda apreciarse en su totalidad, resulta imprescindible para sacarle partido estético.

Lugares habituales para instalar un jardín verticales son las fachadas exteriores del porche, el recibidor, el salón y el comedor. En el salón suelen colocarse en la pared del sofá, generalmente sobre este. En el comedor suelen ocupar la misma pared de la mesa. En ambos espacios atraen la mirada de los invitados.

 

Estructura y plantas

Se pueden encontrar estructuras prefabricadas de pequeño tamaño que resultará fácil adaptar a cualquier pared de nuestro hogar. Incluso podríamos construirlas nosotros mismos con un poco de orientación. Sin embargo, cuando se trata de cubrir espacios de gran tamaño la mejor opción es siempre apostar por una mano profesional. Es importante que la estructura es que sea sólida y resistente o no podrá soportar el peso de las plantas.

En cuanto a las plantas, pueden combinarse diferentes plantas y flores con el fin de crear composiciones atractivas que se adapten a las necesidades del espacio. La calidad de los materiales tanto de la estructura como de las plantas, determinará la durabilidad del jardín vertical, especialmente si este va a ser colocado en el exterior y expuesto a las inclemencias meteorológicas.

 

Confía en una empresa como Ingrass para realizar el proyecto

Si buscas un resultado profesional, encarga el proyecto a una empresa en la que puedas confiar, en Ingrass tenemos una gran experiencia en la instalación de jardines verticales artificiales. Solicita presupuesto sin compromiso.

¿Te gustan los jardines verticales? ¿Instalarías un jardín vertical artificial en tu hogar? ¿En qué lugar o habitación?

 


Fuente: https://www.decoora.com/

Fausto Ríos | Diseño de páginas web: www.faustorios.com